130 años del natalicio de Farabundo Martí

El 5 de mayo de 1893 en Teotepeque, departamento La Libertad, El Salvador nace Agustín Farabundo Martí, revolucionario comunista quien luchó hasta su último suspiro por la emancipación de la clase trabajadora.

Farabundo Martí, quien fuera apodado cariñosamente por sus compañeros de lucha “el Negro Martí”, dedicó su vida a luchar contra las injusticias y por el comunismo. Participó del proceso organizativo de varias organizaciones obreras y campesinas. Entre 1920 y 1932 —fecha de su fusilamiento— fue encarcelado nueve veces: seis en El Salvador, y tres en Guatemala, Estados Unidos y México. También fue expulsado 5 veces de diferentes países y debió vivir en el exilio.

En 1925 participó de la fundación del Partido Comunista Centroamericano en Guatemala y tres años más tarde se unió a la Liga Antiimperialista como representante de Augusto César Sandino, con quien combatió en la guerra de liberación de Nicaragua contra la invasión norteamericana. Fue el secretario personal de Sandino y llegó al rango de coronel en la guerrilla nicaragüense sandinista. Este siempre estuvo a la izquierda de Sandino, por lo cual conllevó a una ruptura ideológica mas adelante. Tras militar en varias organizaciones latinoamericanas, Agustín, regresa a su tierra ejerciendo labores humanitarias como delegado del Socorro Rojo Internacional. Colabora en la organización de la Federación Regional de Trabajadores Salvadoreños. En 1930 funda y dirige el Partido Comunista de El Salvador (PCS) cuando el país estaba en plena crisis económica internacional.

Por sus conocidas relaciones en actividades comunistas, el presidente Pío Romero Bosque, lo apresó y expulsó del país. Lo exilió antes de que ocurrieran las elecciones presidenciales a finales de ese año, en las que ganó Arturo Araujo. Posteriormente, Martí fue liberado y regresó a El Salvador de manera clandestina. Sin embargo, fue apresado y expulsado del país varias veces por lo que prosiguió sus labores fuera del país, continuando con su trabajo de organización y propaganda como delegado de la Internacional Comunista.

Tras el golpe de estado militar de 1932, Farabundo participó en los preparativos del alzamiento, al frente del Comité Central del PCS. Sin embargo, no pudo estar en la sublevación debido a que el 19 de enero de 1932 cayó preso junto a los entonces estudiantes Alfonso Luna y Mario Zapata. Los campesinos consiguieron tomar algunos cuarteles el 22 de enero, pero la sublevación fue abatida por el ejército del presidente Martínez, dejando cerca de 30 mil muertos.

La sublevación fue aplastada por la dictadura y el luchador antimperialista, fue asesinado por órdenes de Maximiliano Martínez en un fusilamiento público el primer día del mes de febrero de 1932 junto a los líderes estudiantiles a quienes trató de librar de la pena capital.

Farabundo Martí fue ejemplar en su lucha y un internacionalista quien dedicó y sacrificó su vida por la edificación del comunismo. Sembró el ejemplo para el Caribe, la América y todo el Mundo sin sacrificar sus principios comunistas, pagando con el precio mas alto que puede pagar un ser humano, su vida. Hoy lo recordamos y continuamos su legado luchando por el Comunismo.

¡Que viva Farabundo Martí! ¡Que viva el Comunismo! ¡La lucha obrera no tiene fronteras! ¡La clase obrera no tiene fronteras! ¡Todo el poder a la Clase Trabajadora!