Ponencia: «El ONGeísmo en Puerto Rico» – Natalicio de Juan Antonio Corretjer

Por el Cro. Carlos I. Ramos, en el natalicio de Juan Antonio Corretjer, Ciales P.R.

3 de Marzo de 2021.

Lo que mantiene a nuestra patria en las cadenas del coloniaje es la mejor arma del imperialismo: el reformismo criollo. La manera de derrotar al imperialismo es reforzar las fuerzas revolucionarias, es debilitar, hasta hacerlo inservible, al reformismo. El modo de debilitar al reformismo es alejarse de sus prácticas, abstenerse de imitarlo. Al reformismo ni se le combate ni se le debilita transitando por sus caminos…

-Juan Antonio Corretjer Montes

            Comienzo con esta cita del comandante, pues aquí nos señala cómo el reformismo, como muy bien dijo en su libro “La lucha por la independencia de Puerto Rico”, es el martillo de goma tratando romper una roca. No se puede; la ciencia nos ha podido demostrar que es imposible. Al igual que esto, la ciencia (método) del materialismo histórico y dialéctico ha demostrado que el reformismo perpetúa las condiciones existentes, está hecho para mantener el status quo. Este se caracteriza por tener una variedad de caminos estrechos y sin salida. Uno de estos, quizás el más peligroso en estos momentos y del cual deseo que nos detengamos a estudiar detalladamente, es la llamada tercera vía: las organizaciones no gubernamentales o sin fines de lucro y cómo estas son el caballo de Troya del capitalismo internacional, presentándose como una alternativa distinta, cuando en realidad es el mismo perro con diferente collar.

            Puerto Rico, colonia militar industrial del imperialismo norteamericano, históricamente ha sido el blanco de constantes operativos de inteligencia, con la intención de preservar nuestra condición de explotadxs. Lo vemos con el invento reformista de la figura de Luis Muñoz Marín y la persecución al Partido Nacionalista. En los 30, década de crisis y guerra, fue necesario presentar un nuevo actor político que representaba “algo nuevo y distinto” tras el miedo de una revolución en la Isla. A ese “nuevo” actor político se le designó la administración de la PRERA y la PRRA para que fuese visto como el “amigo de los pobres”. Más adelante en la historia con COINTELPRO y la llamada “nueva lucha” pudimos ver cómo otro operativo fue puesto en acción con miras esta vez de destruir las organizaciones revolucionarias desde adentro. Como pueden ver, cada ataque responde a las condiciones materiales de su momento. Hoy día, ese nuevo operativo de inteligencia es a través de las organizaciones sin fines de lucro y su intención malvada de salvar el sistema capitalista colonial, ante la crisis económica, política y social que se está viviendo y la falta de credibilidad de las instituciones coloniales. Dicho en otras palabras, el interés de estas organizaciones es la de democratizar la explotación y evitar un estallido social.

            La imposición de las leyes 20 y 22 en el 2012 y de la ley PROMESA y la Junta de Control Fiscal en el 2016 representan la reorganización de la colonia militar industrial. Ante esto, no habría que ser un experto en la materia, para poder entender que estas nuevas condiciones de explotación generarían un descontento en las masas de tal magnitud, que terminaría desembocando en grandes estallidos sociales. El primero de mayo de 2017 nos lo demostró. Miles de trabajdorxs y estudiantes salieron a la calle para demostrar su descontento con las medidas neofascistas de la Junta y el gobierno colonial de Ricardo Roselló, entre ellas la Reforma Patronal. Sin embargo, con el paso de los huracanes Irma y María, ese auge en las calles se convirtió en mera sobrevivencia. Nuestra Isla quedó devastada y como era de esperarse, el Estado no cumplió con su función mínima de ofrecer los servicios básicos. Nuestro pueblo quedó desamparado y fueron las mismas comunidades quienes asumieron el control de sus espacios y se encargaron de la recuperación, o mejor dicho, de sobrevivir. No fue FEMA, ni las Fuerzas Armadas, ni el gobierno colonial. Mientras el gobierno pagaba millones de dólares en campañas publicitarias con el slogan de “Puerto Rico se levanta”, lxs comunistas ripostabamos con la consigna “ Puerto Rico lo construye la clase trabajadora”. Mientras todo esto ocurría, ya en Washington estaban listos para implementar la nueva estrategia del imperialismo, que llevaba ya varixs años cocinándose.

            La situación de precariedad que vivía nuestro pueblo le sirvió de terreno fértil para que un sinumero de organizaciones internacionales extendieran sus tentáculos hasta la Isla. Una de estas, desde mucho antes radicada en Puerto Rico, lo fue la Open Society Foundations: organización fundada por el magnate y anticomunista húngaro George Soros y que promueve el concepto de las sociedades abiertas, que no es otra cosa que el libre mercado. Soros y sus organizaciones estuvieron detrás de las llamadas Revoluciones de Colores y actualmente grupo financeados por él lideran la contrarevolución en Venezuela y en Cuba, con el movimiento de San Isidro, el cual ya ha sido denunciado múltiples veces por las autoridades cubanas como una clara violación a su soberanía. Volviendo a Puerto Rico,  fue esta entidad, la que através del Center For Popular Democracy, fundó el María Fund: organización dirigida por pasados líderes estudiantiles de la huelga de 2010 y que según sus estatutos su función es la de apoyar financieramente y conectar grupos en Puerto Rico que fomenten la “autogestión”. A simple vista parece una muy buena iniciativa, pero al estudiar mas fondo, nos podremos dar cuenta que esa “ayuda” viene condicionada. En nuestro contexto, esa condición es la negación de la lucha de clases a través de la política de identidad y la participación en el proceso democrático burgués, o sea, las elecciones. La tarea principal es fragmentar y diseccionar el accionar político en acciones individuales, en temas que no tengan que ver con el cuestionamiento de todo el sistema capitalista, sino en arreglar un asunto particular mediante unas reformas”1.

     Un ejemplo de organizaciones vinculadas a estas es Construyamos Otro Acuerdo. Este grupo dirige una campaña de movilización para defender los servicios esenciales frente al pago de la deuda pública, entre ellos, las pensiones. Todxs estamos de acuerdo que hay que defender las pensiones de nuestrxs trabajadorxs. El asunto es que esa defensa no puede estar condicionada al reconocimiento de la Junta de Control Fiscal y del colonialismo en general, incluyendo el sistema electoral. ¿A qué otro acuerdo se refieren? ¿Acuerdo con quién? ¿Otra nueva Ley Promesa, como se planteó hace mas de un año en una de sus asambleas, que de hecho era dirigida por empleados de estas ONGs y no por sus pensionados? Son grupos como estos, en complicidad con el Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores, filial de la imperialista SEIU, quienes han impulsado las candidaturas de cuadros del Movimiento Victoria Ciudadana como Manuel Natal, Rafael Bernabe, Mariana Nogales, Eva Prados, Ana I. Rivera Lassern y José Bernardo Márquez. No podemos olvidar que en el pasado estos eran los mismos que impulsaron a Carmen Yulin Cruz en San Juan y a Betito Márquez a Toa Baja.

     Por otro lado, podemos ver organizaciones sin fines de lucro utilizando el lema “por una recuperación justa”, como es el caso de Ayuda Legal, corporación sin fines de lucro cuyo propósito es proveer educación y apoyo legal gratuito y accesible a personas y comunidades de bajos y medianos recursos. La cuestión aquí es qué tipo de asesoramiento. ¿Podemos hablar de lo “justo” dentro del sistema depredador capitalista, basado en la explotación. Las comunidades y nosotrxs los comunistas claro que deseamos una vivienda digna, claro que creemos en que debemos poder decidir nuestro futuro y claro que deseamos una distribución equitativa de los recursos, pero ¿cómo lo obtenemos? ¿Colaborando con quienes nos tienen como explotadxs o con una REVOLUCIÓN? ¿Quién llevará la batuta, la ONG que es financeada por un anticomunista o el partido de la clase trabajadora que busca abolir todo tipo de explotación?

      También podemos ver cómo estas ONGs en sí lo que buscan es su mera supervivencia como organización sin importar qué. El mejor ejemplo es el del Estado de Emergencia por la violencia de género, que quienes se lucran en sí son las ONGs que recibirán los fondos destinados por dicha orden ejecutiva. Para colmo, nos da una falsa expectativa de que cambiará la situación de la mujer, sin trastocar el sistema que precisamente produce dicha explotación y, además, es un lavado de cara a Pierluisi, que fue denunciado precisamente por esto.

     Comenzamos diciendo que el ONGeísmo es otro operativo de contrainsurgencia del imperialismo norteamericano. Nos lo confirma el caso de Natasha Lycia Ora Bannan, abogada que por años estuvo fingiendo ser latina, cuando salió a relucir que era norteamericana, natural de Georgia. Esta persona se benefició de becas que se le brindan a minorías. Pero ese no es el problema principal aquí. El asunto es que esta persona era presidenta del Gremio Nacional de Abogados y además era miembro de la directiva del María Fund. En el 2016 (el mismo año que se aprobó la Junta) recibió una beca del Aspen Institute, una organización mundial sin fines de lucro que según sus estatutos está comprometida con la realización de una sociedad libre, justa y equitativa. Fundado en 1949, este instituto dice creer en el cambio a través del diálogo, el liderazgo y la acción para ayudar a resolver los desafíos más importantes que enfrentan los Estados Unidos y el mundo. ¿Adivinen quién dirigía el instituto hacía ya un mes para esa época? Natalie Jaresko. No basta con eso, esta persona es muy amiga de quien fue su compañera en el National Hispana Leadership Institute, Catherine M. Pino, que es nada más y nada menos que asesora senior del director de la CIA para la diversidad en el liderazgo. Para buen entendedor, pocas palabras bastan.

     Quién aún tenga duda, el caso de Alexandra Lugaro y Foundation for Puerto Rico, organización fundada por el donante del PNP y PPD Jon Borschow, nos muestra una vez más el carácter depredador de este entramado. Esto no es mera casualidad, no fue que de momento les dio con contratarla. No podemos olvidar que esta organización es la que manejará una cantidad gigantesca de dinero proveniente de los fondos CDBG-DR para la recuperación luego de los huracanes. Como mismo sucedió con Muñoz en el 30 con la PRERA y la PRRA, está sucediendo con Lúgaro y los fondos CDBG-DR. Veremos hasta cuándo será su retiro político.

     El entramado es gigantesco, incluye organizaciones como la Fundación Ford, el Instituto Carnegie y la Hispanic Federation, esta última dirigida por el padre del actor de Broadway y cabildero de la Junta de Control Fiscal, Lin Manuel Miranda. Esta es otro frente más del Partido Demócrata y han estado muy activos, particularmente en lo que es el sector agrícola, comprando tierras para desarrollar sus fincas de café. Es por esta razón que los nuevos esfuerzos y los que se retoman, como es el caso de la Casa Corretjer y el museo de Elizam Escobar,  deben estar muy alertas e informados sobre esto, ya que sin darse cuenta pudiesen estar cayendo en la trampa al aceptar fondos de alguna de estas organizaciones, como ha pasado antes con muy buenxs compañerxs ante el desconocimiento.

     En fin todos estos grupos tienen algo en común: trabajan codo a codo junto al gobierno colonial para salvar el sistema capitalista de explotación y por consiguiente, la colonia. ¿Qué proponemos nosotrxs lxs comunistas? Es imperativo la construcción y desarrollo de una verdadera vanguardia, un Partido Comunista Marxista Leninista. Si de algo se ha aprovechado todo este entramado ONGeísta es de la falta de una vanguardia. Estos capitalizan ante la ausencia de esta y obstaculizan el desarrollo de la misma. Será esta vanguardia, que surge de la propia clase trabajadora, la que guiará a lxs trabajadorxs bajo los principios cardinales de la lucha de clases, la no colaboración con el enemigo que nos explota y el derecho de nuestro pueblo a la lucha armada. Por último, no puedo darle una fórmula a ustedes de cómo llevar sus respectivas luchas, pues la estrategia y táctica están atadas precisamente a las condiciones materiales del momento. Aunque sí debemos tener presente que esa estrategia y táctica deben deben ir a la par con unos principios y objetivos revolucionarios, osea, los del MARXISMO LENINISMO, los del COMUNISMO CIENTÍFICO. Decía el comandante que “nuestra Revolución habrá triunfado sobre el enemigo extranjero tan pronto haya triunfado en la cabeza de los puertorriqueños.» Seamos libres. ¡Que viva Puerto Rico libre y comunista!